Pronunciamiento en relación a las descalificaciones recibidas por el Estado ecuatoriano

El Colectivo de Investigación y Acción Psicosocial presentó el 25 de agosto un “Informe preliminar sobre las estrategias estatales de control social y represión en el marco del Paro Nacional en Ecuador”.

Frente a este documento, se han dado diversos pronunciamientos desde diferentes instancias del Estado, ante los cuales creemos fundamental expresar:

  1. En primer lugar, agradecemos a Marco Albuja, Embajador Representante del Ecuador ante la OEA, quien en entrevista en la Agencia Pública de Noticias del Ecuador y Suramérica ANDES, refiere en relación a nuestro trabajo, que se trata de un “informe impecable desde las ciencias de la investigación (min.31:19), (…) y que mantiene un formato estándar de investigación internacional…(min. 31:30)”

Sin embargo, frente a intentos de descalificar nuestro trabajo desde intancias públicas, debemos precisar:

  1. Lo hemos explicado en varias ocasiones, y queremos reiterarlo. Este colectivo está conformado por cientistas sociales: profesionales de la salud, las ciencias sociales, ambientales y los derechos humanos: médic@s, psicólog@s, geógraf@s, sociólog@s, todas y todos voluntarios que no reciben ningún tipo de pago o remuneración.

  1. Quienes conformamos el colectivo, creemos en la urgencia de construir ciencia crítica, ciencia popular al servicio de la sociedad civil, de los pueblos y de las comunidades. Esta postura la sostenemos, sobretodo, porque a lo largo de la historia, ha sido demostrado, que la ciencia, ha estado al servicio de grandes poderes, mientras los pueblos y las comunidades han sido violentadas y agredidas.

  1. Es en este sentido que reiteramos que nuestro estudio tiene como universo la sociedad civil movilizada durante los días 13 a 23 de agosto. La sociedad civil no incluye a la fuerza pública (policías y militares), en tanto estos son parte de las fuerzas represivas del Estado.

  1. Desde una visión crítica en la perspectiva de derechos humanos, los peritajes, investigaciones y procesos de acompañamiento psicosocial, se construyen con las víctimas de la represión. La sola voz de las víctimas es imprescindible para comprender el daño que deja la violencia y la vulneración de derechos, así como esencial para la reparación integral.

  1. Vale recordar y reiterar que los gobiernos pasan mientras los movimientos sociales se renuevan y se transforman. Es por ello que los procesos de organización y resistencia en las luchas por el agua, los territorios y la soberanía, son transhistóricos a los gobiernos. En este sentido, nuestro trabajo no pretende hacer oposición a un determinado gobierno, sino visibilizar los mecanismos de represión estatales frente a los procesos de movilización de los pueblos. Lo reiteramos: este es un informe a favor de los derechos humanos.

  1. Efectivamente, el informe preliminar tuvo pequeños errores, cometidos por la premura en la elaboración del informe y la necesidad de alertar a tiempo sobre las agresiones y detenciones sufridas. Todos los errores, que son menores y de forma, han sido rectificados para el informe final que será publicado en los próximos días. Sin embargo, nos parece falto de ética el énfasis de la crítica en la escritura académica, es decir a las comas y párrafos, en detrimento de la consideración seria de los hechos expuestos en el informe. Esperamos que las instancias gubernamentales centren su análisis en la consideración seria de los hechos expuestos en el informe ya que criticar errores de forma susceptibles de corrección en el informe definitivo, se podría considerar como un intento de ignorar y omitir su responsabilidad directa frente a los 229 casos de agresiones y violaciones de DDHH que aquí se recogen.

  1. Todas las denuncias presentadas en el informe responden a un riguroso proceso de estudio testimonial que, ha considerado fuentes primarias diversas: entrevistas a profundidad, estudios clínicos de salud física y mental, análisis de partes médicos, entre otros. Además disponemos de los procesos judiciales iniciados contra 104 personas. De todas maneras, vale recordar, que no es ni será la primera vez que se intente invalidar los relatos de las minorías agredidas.

  1. Queremos agradecer a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos haber tomado en cuenta el informe realizado desde nuestro colectivo para hacer una solicitud de información formal al Estado ecuatoriano sobre las agresiones y detenciones así como sobre la vulneración de derechos que recogemos en el mismo. La CIDH constituye un organismo esencial para la defensa de los derechos del cual son miembros los Estados, entre ellos el ecuatoriano que debe ser respetado en sus funciones. Resulta curioso que mientras en Ecuador se intenta deslegitimar a la CIDH, en el mundo, la CIDH es enormemente reconocida por el informe de Ayotzinapa.

  1. Finalmente queremos comunicar que el informe ha sido presentado a las diversas instancias nacionales responsables de investigar y dar respuesta a los 229 casos de denuncias presentadas. El informe ha sido entregado a: Defensoría del Pueblo, Ministerio del Interior, Ministerio de Justicia y Secretaría de la Coordinación de la Política.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s